Hay piedras que sí y piedras que no

| Por Lule Franco @LuleOke| Foto: Emergentes |

Es claro que hay piedras que valen más que otras. Por lo menos para los medios hegemónicos que esta mañana, nuevamente, solo narraron “los incidentes”, esos que valen para el status quo y quienes tienen memoria selectiva como bandera política. No se muestra la inoperancia estatal para proteger a las más de 60 mil manifestantes. O, mejor dicho, la elección política de no hacerlo.

Esta nota habla del peso de las piedras. Sí, hubo disturbios. Sí, hubieron piedras. Durante el Encuentro muchas hicieron pis en la calle y no, no importa. ¿Por qué? Por muchos motivos pero uno, el que le importa a esta nota, es: eso hacen los varones desde los inicios de la historia, y en todos los partidos de fútbol yo nunca ví un escándalo. El peso de las piedras.

Hoy es: la doble vara, la doble piedra. 

Estefanía Pozzo es periodista y en un hilo de Twitter narró lo que vio esa noche de la represión.

Mientras ocho eran detenidas y varias reprimidas, incluyendo balas de goma en periodistas y comunicadoras, decenas de micros eran apedreados al emprender la vuelta a sus provincias.

Durante el Encuentro varias escuelas fueron atacadas y muchas pertenencias robadas. También asaltaron a “encuentreras” en las inmediaciones del centro.

En el día de ayer se realizó la tradicional marcha que concluyen los Encuentros de Mujeres, que a partir de ahora y en este medio, denominaremos Encuentros Plurinacionales de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans. Este 33° Encuentro, el más austral de la historia, convocó al rededor de 60 mil feministas que llenaron las calles de Trelew con talleres, asambleas, preocupaciones, intervenciones, bailes, fulbito y besos. Es difícil encontrar un evento político de esa magnitud. A ver, contate uno. Uno que convoque militantes de todo tipo y color, que sea auto-convocado, que sea organizado transversalmente, y que movilice más de 60 mil personas. 

Cuando hay que acusar a quienes se enfrentan a un sistema hegemónico, capitalista, violento , y en este caso patriarcal,  dos piedras de un kilo pesan distinto.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s