Brasil-Iran: no somos lineales

| Pedro Freire para Matria desde Río de Janeiro (*)|

Tenemos la costumbre equivocada de imaginar que la historia es lineal, y que vamos mejorando con el tiempo. En la primera foto, vemos mujeres estudiantes de la Universidad de Terán, en Irán, en 1972. En la segunda foto, religiosas iraníes en una marcha, en apoyo a las feministas, contra la ley que las obliga a usar el velo cubriendo sus cabezas (hijab), en 2018. Recientemente se viralizó un video de una mujer iraní siendo agredida por un policía por estar sin su hijab.

No se puede confundir las críticas a la teocracia iraní, con la islamofobia que azota actualmente a los Estados Unidos y buena parte de Europa, lugares en los que se asocia peligrosamente con la xenofobia.  El hecho es que hasta los años ’70, Irán era considerado el país más moderno e igualitario de oriente medio. La monarquía tenía defectos graves, pero era liberal con los derechos de las mujeres y homosexuales, que por ejemplo ya podían casarse. La homofobia y el machismo son considerados importantes catalizadores para la revolución que lleva, en 1979, a Ayatollah Khomeini. Una revolución, que sorprendentemente, cuenta con el apoyo de la mayor parte de la población, transformando la antigua Monarquía en una Teocracia Islámica. Un casamiento gay específico, ampliamente reproducido por los medios iraníes, es señalado como el fusible para la revolución, que fue oficializada por el pueblo iraní en un plebiscito nacional. Después de una contra revuelta, el régimen se cerró aún más y a partir de allí, muchas personas fueron exiliadas y asesinadas. El país vió como eran aniquilados los derechos de las mujeres y los homosexuales, así como la libertad de expresión y mucho más. Hasta hoy, el coito entre personas del mismo género es castigado con 50 a 70 latigazos, prisión y, si se repite, ejecución. Todo en nombre de la “defensa de la familia”.

Curiosamente, la operación de cambio de género no solo está permitida, sino que además está financiada por el estado, tornándose casi obligatoria para los varones homosexuales en un intento de “curarlos”. En Irán es el segundo país del mundo con el mayor número de transexuales operados.

Por otro lado las mujeres sufren mucho más que la obligación al uso del Hijab: un simple beso o baile con un varón en público significa 99 latigazos. El adulterio para ellas es castigada con la pena de muerte.

Recientemente, Edir Macedo, capo de la Igreja Universal do Reino de Deus, el mayor y más representativo grupo neopentecostal brasileño, declaró que votaría a Bolsonaro. En ese mismo día las mujeres brasileñas tomaron el país con manifestaciones contra el candidato. En los días siguientes fotos falsas circularon por las redes sociales y chats grupales, mostrando mujeres desnudas penetrando sus genitales con crucifijos, entre otras bizarreadas, como si las hubieran sacado en esa gran manifestación. La siguiente encuesta mostró un crecimiento marcado del candidato en cuestión.

Captura de pantalla 2018-10-05 a la(s) 13.27.15

Recientemente se viralizaron en internet materiales de blogs cristianos con titulares del tipo de “10 razones por las que algunas mujeres están volviendo a usar velo en la iglesia” o “estilista cristiana desarrolla una línea de trajes de baño evangélicos para no marcar el cuerpo: ‘Elegí cubrirme para honrar a Dios’”.

Captura de pantalla 2018-10-05 a la(s) 13.27.51

La idea conservadora de “defensa de la familia” presupone que la familia debe ser patriarcal, y en ella el hombre manda sobre la mujer y lxs hijxs. La idea de “defensa de la familia” es directamente responsable por la cantidad de femicidios a mujeres, y de hostigamientos y asesinatos homofóbicos que tenemos en Brasil. El hecho de que estábamos, en los últimos años, intentando sedimentar otra idea de familia, más honesta, más igualitaria, más diversa, está despertando una revuelta adormecida que no viene de hoy. No somos lineales.


(*) Director de cine y teatro de la EICTV de Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s