Cuántas mujeres murieron para que nazca la ginecología

| Por Lule Franco @Luleoke |

Mientras discutimos lo correcto o no de los tweets de Malena Pichot y sin menospreciar  ningún debate, me gustaría aprovechar el envión temático y contar la historia de Sims el “padre de la ginecología moderna”

Marion Sims nació en 1813 en Carolina del Sur, una localidad donde hace mucho calor y supo tener una colonia numerosisima de esclavos. Lucy, Betsy y Anarcha son los únicos tres nombres que se conocen de las al menos 11 esclavas negras que operó sin anestesia entre 1845 y 1849, en una clínica improvisada en su jardín en Alabama.

Las mujeres eran colocadas sobre una mesa, apoyadas sobre sus rodillas y codos, sin ropa, sostenidas por otros hombres, mientras él les introducía elementos en sus vaginas para practicar cirugías experimentales. Así él inventó el aún usado y conocido espéculo.

Captura de pantalla 2018-09-12 a la(s) 20.28.12.pngEn una nota que le hace la BBC al profesor de ginecología y obstetricia de la Universidad Washington, Lewis Wall, este afirma que Sims hizo “muchas contribuciones” a la medicina moderna. “La posición usada por Sims para el examen médico es todavía ampliamente usada en Reino Unido. Hizo lo que se conoce como el espéculo de Sims, para observar las cavidades corporales, y fue pionero en la investigación y tratamiento de la infertilidad. Más allá de practicar experimentos extraños sobre estas mujeres, todo lo que hizo Sims tenía el objetivo terapéutico de sanar sus heridas, lo que yo pienso que es una causa legítima para la investigación médica e innovación tecnológica”.

Sims escribió una autobiografía donde cuenta todos los procedimientos con detallada monstruosidad. Gracias a ese raconto sabemos que a Lucy la operó sin anestesia, que su agonía fue extrema, pero que “resistía heroicamente”. Sobre Anarcha se sabe que llegó a sus manos a los 17 años después de un parto de tres días y que, en un lapso de cuatro años, Sims le hizo 30 cirugías experimentales sin anestesia, hasta que en ella misma logró la técnica adecuada para curar la fístula vaginal, uno de sus principales hitos como científico.

Sims operó a las mujeres negras sin anestesia, y les daba opio para minimizar su dolor luego de las cirugías. En 1853 dejó Alabama, se mudó a Nueva York y fundó el primer hospital de mujeres de Estados Unidos. Ahí aplicó en mujeres blancas anestesiadas lo que desarrolló durante más de cuatro años experimentando con mujeres negras sin anestesia.

En el Central Park de Nueva York había una estatua de su figura, que gracias a las denuncias de anti-racistas feminista fue removida.

article-statue1-0417
A mi me importa poco a qué ginecólogo va Malena Pichot la verdad. Si es mujer, varón, lesbiana, marika, puto, queer o trans. Es claro que ella tiene posibilidad de elegir, y eso es alarmante, no porque ella elija sino que hay quienes no pueden hacerlo. Pero también me preocupa que la medicina es, así como el mundo, patriarcal: hay residentes practicando en cuerpos gestantes de condiciones socioeconómicas vulnerables, médicxs negando abortos y obstetras realizando cesáreas porque clin caja. Hay otros gritándole a parturientas en pleno trabajo de parto, hay madres maltratadas en salas de espera y bebés innecesariamente lejos en cunas de plástico. Si podes elegir, a mi no me importa a qué ginecólogx vayas mañana, sino qué hacemos con la medicina hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s