Mercedes, la comunista

Por Redacción

Un nuevo libro sobre Mercedes Sosa, escrito por Alexia Massholder (*), aborda un aspecto conocido pero poco desarrollado en la vida de la cantora de América: la visión de su arte como forma de compromiso político. Cómo llegó a integrar las listas negras de la dictadura del ´76, cómo fue su exilio, y el por qué de su acercamiento al Partido Comunista. Todas las voces todas, en una sola mujer.

¿Porque decidiste hacer este libro?

Surge de conversaciones con una escritora y amiga, Ana María Ramb, y con Fabián Matus, el hijo de Mercedes. Ambos me hicieron notar que el costado militante de Mercedes no había sido debidamente tratado en los trabajos existentes sobre su vida. Por más que sea algo que “se sabe” es importante para comprender su trayectoria, sus exilios, las amenazas, y hasta su repertorio.

¿Cuándo empezaste a escribir?

Empecé a revisar archivos y a hacer entrevistas, porque en sus primeros años de militancia no hay mucho en la prensa. Fue un trabajo que acompañó mi embarazo así que “planifiqué” poder terminarlo antes de parir. Fue un trabajo muy intenso y ya en los últimos meses me dediqué a escribir que es lo más trabajoso pero lo que menos movimiento me implicaba.

Hace poco salió a la luz que Mercedes formaba parte de las listas negras de la dictadura militar. Estaba amenazada desde antes del ´76. Fue muy fuerte la avanzada de la Triple A en los años previos y recibió varias amenazas. Resistió hasta que todas las puertas para trabajar se cerraron y la llevaron presa junto con el público en una actuación. Era muy difícil seguir acá y decidió irse. Su exilio fue muy sufrido, y el deseo de volver siempre fue muy fuerte, por más que le fuera bien en el exterior a nivel artístico.

1067726¿Cómo llegó Mercedes al Partido Comunista?

Sin dudas por una combinación de su infancia pobre, su temprana sensibilidad social y la influencia de un grupo de intelectuales que en Mendoza se reunían asiduamente, entre los que estaban Oscar Matus (su primer esposo) y Armando Tejada Gómez. A principios de los ´60 ya están todos afiliados. Mercedes admiraba mucho a Bustelo, un comunista mendocino con una cultura impresionante. También Carlos Alonso, que me dio el tremendo honor de tener un dibujo suyo exclusivo para la tapa del libro, estaba en ese grupo.

Su militancia en principio era con mucha libertad. Su arte era ya militante. No participaba orgánicamente en células, pero llevaba su mensaje por todo el mundo. A pesar de su éxito temprano, Mercedes siempre tenía un momento para conversar sobre la línea del partido y para actuar cuando alguna causa así lo requería. Ella nunca dejó de ser comunista aunque tuviera conflictos con el partido.

¿Por qué hay que leer Todas las voces, todas?

Tomaría las palabras de Fabián Matus en una presentación en la que me acompañó, en donde dijo que este libro completa una trilogía sobre Mercedes que permite tener una visión completa de su vida. En los otros trabajos (La Negra, de Rodlfo Braceli, La Mami, de Fabián y el documental Mercedes Sosa, la voz de latinoamérica), se trata el tema sólo tangencialmente. Y no se conoce a Mercedes cabalmente si no se tiene en cuenta su militancia, su compromiso. También las redes del PC y los intelectuales comunistas incidieron en su carrera. Además hay testimonios hermosos que me ayudaron, y me parece que es un libro de lectura muy amena.

¿Podés pensar cuánto le dedicó Mercedes a la música y cuánto a la política?

No creo que pueda medirse eso. Sólo puedo dar mi opinión: yo creo que siempre estamos haciendo política por acción u omisión. Mercedes tuvo la claridad para poder combinar equilibradamente su arte y su compromiso. Nadie podría desconocer que ese compromiso está totalmente ligado a su imágen, a cómo la recordamos. Y su sensibilidad no le hubiera permitido otra cosa me parece.

¿Qué descubriste de Mercedes?

Que su personalidad era muy muy fuerte, y que eso la ayudó a sostenerse frente a mucha adversidad.

¿Qué es la Matria para vos?

Una patria sin patriarcado.


(*) Soy historiadora, me doctoré en ciencias sociales en la UBA y ahora investigo en CONICET. Soy además directora adjunta del CEFMA, centro de estudios del Partido Comunista en el que milito. Con el CEFMA y la Fundación Mercedes Sosa hace 5 años que organizamos el Festival de Arte Popular Mercedes Sosa, e indudablemente ese vínculo tuvo mucho que ver en la idea del libro. Trabajo especialmente intelectuales y artistas comunistas de América Latina, y pocos tan representativos como Mercedes en ese sentido.

Tengo algunos proyectos de libros además de mi investigación en CONICET. Veremos como voy combinando todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s