Solo el 14% del gabinete de Macri está ocupado por mujeres

Por Delfina Rossi | Ilustra María Tatumba

A mitad del 2016 escribí un artículo donde planteaba que la manera de luchar contra la violencia contra las mujeres y por tanto abrazar la consigna #NiUnaMenos, es justamente empezar a plantear la necesidad de que haya más participación de las mujeres en las tomas de decisiones: que haya más mujeres en los medios de comunicación, más mujeres en los sindicatos, en la política, en las empresas, en todos los ámbitos de la vida.

Durante el 2016 conseguimos debatir en el congreso nacional y también en cámaras provinciales leyes de paridad para que las listas electorales sean conformadas en un 50% por mujeres, y el otro 50% por varones.  La provincia de Buenos Aires aprobó una ley de paridad, pero lamentablemente a nivel nacional el proyecto fue parado por el oficialismo por intentar cambiarlo por votos para la reforma electoral.

Más allá del debate parlamentario, la realidad es que muchas personas cuestionan si el hecho de que haya o no mujeres presentes en la toma de decisiones aumenta la perspectivas de género en dichas políticas públicas, o si simplemente sirve para demostrar que las mujeres pueden estar en esos lugares. Este debate académicamente se zanja al diferenciar la representación simbólica de la substantiva, en donde la primera hace referencia al efecto positivo que tiene para el conjunto de mujeres en la sociedad ver que otras mujeres pueden llegar a ser presidentas (independientemente del arco político), al hecho de estas representen realmente los intereses del colectivo y avancen una agenda por la igualdad.

La infografía debajo muestra la falta de democracia paritaria según la CEPAL en América Latina, mirando aspectos claves como la presencia de las mujeres en el poder ejecutivo, legislativo y judicial y también en los cargos de intendencia o concejalías.

4_Democracia_Final_6_Oct_2016Fuente: Observatorio por la Igualdad de Género- CEPAL. http://oig.cepal.org/es

El siguiente grafico resume la participación de las mujeres en el ejecutivo. El 19% (ya bajo relativo al resto de los países de la región), corresponde al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la realidad es que en el gabinete de Mauricio Macri solo hay 3 de 21 ministerios ocupados por mujeres.

poder ejecutivo

Fuente: Observatorio por la Igualdad de Género- CEPAL. http://oig.cepal.org/es

Es interesante prestar atención a lo que sucede en el poder judicial, principalmente cuanto pensamos en las dificultades que muchas mujeres tienen a la hora de acceder a la justicia, de hacer denuncias y de obtener respeto y acompañamiento por parte del poder judicial. La realidad es que en Argentina las mujeres son el 30%, mientras que en países donde se realizaron reformas constitucionales progresistas que abarcaron también el poder judicial, como Ecuador y Venezuela, la representación llega casi al 50%.

poder judicial

Fuente: Observatorio por la Igualdad de Género- CEPAL. http://oig.cepal.org/es

Un aspecto relevante es lo que sucede en el poder local y provincial. Parece que siempre es más fácil colocar a mujeres en listas electorales, en directorios colegiados o lugares del ejecutivo por debajo de la órbita de otro varón. De hecho hay 5 gobernadoras, si incluimos la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, esto es solo el 20%. Pero es aún peor mirando las intendencias, donde solo el 10% son mujeres, quizás de ahí la importancia de que Verónica Magario sea igualmente la presidenta de la Federación Argentina de Municipios(FAM).

LOCAL

Fuente: Observatorio por la Igualdad de Género- CEPAL. http://oig.cepal.org/es

Por último, la representación de las mujeres en el poder legislativo nacional y principalmente en la cámara de diputados se ha mantenido relativamente estable en torno al 30-35% llegando a un máximo del 40% en el 2007 gracias a la ley de cupo femenino. Lamentablemente, el cupo parece más un techo que un piso desde donde las mujeres puedan avanzar, por eso resulta de extrema relevancia el debate sobre paridad.

poder legislativo

Fuente: Observatorio por la Igualdad de Género- CEPAL. http://oig.cepal.org/es

diputadaLo cierto, es que más allá de por qué una crea que es útil, necesario o intrínsecamente justo que haya mujeres en las listas electorales, el 2017 es un año electoral y hay que ver aun si también será un año positivo para la participación de las mujeres en la política. Las marchas del #NiUnaMenos, el paro de mujeres a Macri, la misma marcha de mujeres en Estados Unidos contra Trump, son muestras de la fuerza y consistencia que tiene el movimiento de mujeres a nivel global. Lo que nos toca ahora es decir claramente un #UnaMás para que haya mujeres en todas las listas y todos los partidos políticos y para que sean ellas también las que se sienten a la mesa a negociar las mismas listas, en situación de igualdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s