Dicen que soy feminazi

Por Lule Franco
Llegó el día que me lo dijeron. Y eso que ayer nomás, pensaba que el feminismo era lo mismo que el machismo, pero hecho por mujeres. Todo lo machista que se puede ser y lo que aún soy. Pero bueno, era obvio que iba a llegar: me dijeron feminazi. No me enorgullezco, me gusta la comunicación cuando convence y no la retórica convencida y nada más. Gustos, supongo. Por ende, no me gusta si alguien entiende que lo que hacemos las que creemos que hay que corregir algunas cositas del sistema heteromachista, somos asemejables a un grupo de anormales violentos que cometieron uno de los genocidios más grande de la Historia, como son los nazis. Hay algo que estamos comunicando mal y no me gusta.

Supongo que es porque hay temas que me ponen realmente mal, y me cuesta un poco mantener las formas. Lo estoy trabajando. Pero decime, ¿vos sabés lo que es juntarse 90 mil minas a debatir en 69 talleres organizados y repartidos en todas las escuelas publicas, plazas y universidades de una misma cuidad? ¿la vibra? ¿lo que se siente?  No son 90 mil personas viajando en el subte para ir a laburar. No son 90 mil personas clavadas en la ruta 2 en cambio de quincena. No son 90 mil personas en el Monumental mirando los Stones, aunque por momentos se sienta parecido. Son 90 mil mujeres autoconvocadas para debatir las problemáticas que atañen a todas las del mundo. Es zarpado, no me jodas. Pero porque los temas son zarpados: no es joda que en Argentina se muera una mujer cada 28 hs en manos de un macho violento. No es joda que las pibas mueran en abortos ilegales. Existen, están ahí. No es joda que ella gane menos que él y hagan lo mismo. No es joda la trata, la prostitución, ni siquiera es joda parir hoy en día. Es peligroso ponerse pollera y es de mina-horrible dejarse los pelos. Es agotador. Muy agotador.

26encuentro

No puede ser entonces que el eje sean las minas que tiraron cosas contra la catedral. Que, si me lo permitís, la Catedral genera mucha bronquita en el fondo de las entrañas, no tiran un centro ni a las mujeres, ni a las niñas, ni te digo a la comunidad LGTB. No puede ser ese el eje. El eje son las cosas que nos tienen agotadas y nos movilizan a 90 mil mujeres. Una pared sucia no puede pesar más que una represión policial con balas de goma y graves heridos. Pero hasta ni eso merece ser tapa, hasta para nuestra sociedad es más importante un montón de hombres haciendo asados en el Obelisco.

Pero, ¿qué me extraña? Si todos los días cagan a piñas a mujeres y la justicia hace de eso una burocracia y los medios una burla, de la que si no te reís de medianoche al tocar la campana, te convertís en una feminazi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s